domingo, julio 10, 2005

Alondra escritora


Aquí les muestro uno de mis cuentos. Más adelante les haré conocer otros.

El donativo

… La primera vez que lo escuchó, señala, fue cuando se dirigía hacia la puertita del fondo, la de su despensa, a buscar no puede precisar qué. Dice que hacía mucho frío en esos días y que pensó se trataba del revuelo típico de los pájaros al caer la tarde.

La segunda vez, detalla, sucedió aproximadamente dos meses después, cuando se sentó a mirar el anochecer bajo el alero, de cara al mar. Comenta haber pensado que las gaviotas, allá abajo, estarían dando cuenta de algún pescado dejado por la marea baja.

Cuando llegaron los primeros calores estivales, manifiesta que cree recordar la tercera vez. Y esta vez, parece, se convenció de que los grillos solían excitarse con las altas temperaturas.

La cuarta vez sucedió a muy pocos días de la tercera –explica, aún hoy con desconcierto.
Y especifica que fue allí cuando decidió empezar a investigar el origen del sonido.
Y que se cuidó muy mucho de contárselo a nadie. Sabía, comprendía que era algo muy difícil de explicar.

La quinta, y las otras cada vez más persistentes ocasiones, dejaron de asustarlo para dar lugar a una escrupulosa indagación -que enumera aquí- en cada uno de los rincones y objetos de la cabaña.
Que se olvidaba de comer en sus tiempos, que el sueño era postergado para oportunidades futuras y que casi no hablaba con nadie de las cercanías. Cada momento era usado en la búsqueda del origen del irregular suceso.

Sólo puede aseverar que el último día del verano pasado logró definir de dónde provenía. Fue cuando, para escuchar con mayor definición, acercó su oído izquierdo a ese libro -el de tapas sepias, de badana algo raída- y localizó en él la procedencia de la resonancia. También era la primera vez que veía ese tomo y que no sabe por qué motivos, ni cómo, estaba allí en ese anaquel.

Que los demás libros le pertenecen sí, pero no da razón del de las tapas sepias.
Que desde entonces éste no deja de emitir sus sonoridades sin poder regulársele horarios y vehemencia.

Informa finalmente que le resulta ya imposible conciliar la convivencia en su inmueble con este ejemplar y su inverosímil comportamiento y por dicho motivo ha decidido hacer un donativo con el volumen más arriba mencionado.
Hecho por el cual queda asentado en este documento que el citado libro –el de tapas sepias, de badana algo raída- pasa a ser inventariado como el volumen 12.583 y será archivado bajo el código X-97-J, en el sector R de la Sala IV.

Graciela Gómez Sala. 1º de julio de 2003.

8 Comments:

Anonymous adri said...

He recorrido tu blog con escrupulosa vehemencia, casi tanta como los sonidos de tu libro. Serías capaz de describir ese peculiar sonido inconvivible?

10:09 p. m.  
Blogger Lea said...

Estimada Alondra: Me encanta tu página. Es clara, sencilla y hermosa. Soy, como casi todos los mortales, también un enamorado de la luna, aun cuando no se está peinando en las agüitas del río. Y sobre el cuento, muy especial. Quisiera saber si puedo retirarlo del estante donde ahora musita, para publicarlo en un pequeño Boletín familiar que circula casi solo entre mi familia. Si es así, te prometo que lo devolveré, con todo y sus ruiditos.
Ojalá pronto tenga nuevos cuentos tuyos que leer, no importan que estos sean silenciosos, sé que me llenarán de alegría.
Un abrazo lleno de admiración y cariño,
Lea.

7:46 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola amiga Alondra: nos conocemos desde larga data. No me sorprende que el grillo que habita en vos se haya escapado para recorrer el mundo e incursionar en un viejo libro de tapas sepia. He oído sus serenatas en algunas oportunidades¡Qué bueno tu cuento! Espero leer otros.
Ana María V.

6:04 p. m.  
Blogger Gonzalo Di pierro Lopresti said...

Divino!! me encanta! escribis muy muy lindo. beso

10:58 a. m.  
Anonymous Silvana said...

Hola Alondra! bellisimo tu blog, tus ilustraciones y tus relatos.Es un orgullo para mi que leas mi relato en tu ciudad. te mando un beso grande!

8:08 p. m.  
Anonymous Mariana said...

Hermoso blog! Cuánta creatividad y cuánto color. Un regalito para el alma.

4:57 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Querida Alondra soñadora,

Vi con excesiva atención tus trabajos, muy creativos, hermosos y bien logrados, te felicito por eso.

Bellisimos trabajos !! ilustraciones coloridas y especiales.
saluod Marijó desde Colombia !!!

12:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Querida Alondra soñadora,

Vi con excesiva atención tus trabajos, muy creativos, hermosos y bien logrados, te felicito por eso.

Bellisimos trabajos !! ilustraciones coloridas y especiales.
saluod Marijó desde Colombia !!!

12:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home